SEGURIDAD ALIMENTARIA


NOTA DE SEGURIDAD ALIMENTARIA

Ante las últimas novedades referentes a contaminaciones alimentarias, la seguridad alimentaria paso a ser noticia y uds. saben de lo impactantes que resultan  estas noticias ante la opinión general, pero las enfermedades de origen alimentario van en franco aumento en el mundo y existen, aún cuando no son tapa de los diarios y muchas de ellas tienen alto impacto en la salud poblacional.
 
Si bien en muchos países al área de la Seguridad Alimentaria se lo incluye como un tema que además abarca amplias campañas preventivas a la población en general, las ultimas noticias nos demuestran que esos puntos de alerta y control muchas veces se van descuidando, y si a eso sumamos la mutacion de las bacterias para seguir reproduciendose aun en medios hostiles, llegamos a estos niveles de propagacion de las enfermedades transmitidas por alimentos.
 
  LOS PUNTOS CLAVES A TENER EN CUENTA PARA EVITAR QUE LA SEGURIDAD ALIMENTARIA PASE A SER UN PROBLEMA.
IMPORTANTE: SI BIEN HAY UNA LEY ESPECIFICA A TAL RESPECTO QUE REGULA LAS BUENAS PRACTICAS DE MANUFACTURA PARA MANIPULADORES DE ALIMENTOS QUE UNIFICA UNA LIBRETA SANITARIA UNICA A NIVEL NACIONAL Y CURSOS OBLIGATORIOS PARA QUIENES LA GESTIONEN,  NO  SE PROMUEVE SU EXISTENCIA.. TENGAMOS EN CUENTA QUE  LA ENSEÑANZA DE LAS NORMAS DE BPM AL OPERADOR PUEDE PREVENIR LA MAYORIA DE LAS TOXOINFECCIONES ALIMENTARIAS Y POR ENDE LLEVAN  A CUIDAR LA SALUD DE LA POBLACIÓN, ESPECIALMENTE LOS GRUPOS DE RIESGO AFECTADOS: NIÑOS, ANCIANOS, EMBARAZADAS Y PERSONAS QUE ESTÉN CURSANDO OTRAS ENFERMEDADES DE BASE..
DRA. MÓNICA PATRICIA DE LUCA.
"ALIMENTOS SEGUROS" A la hora de comer según nuestras actividades, costumbres y preferencias se nos abre una amplio abanico de posibilidades.

Enfermedades de origen alimentario (ETAS)
Las enfermedades que tienen su origen en la alimentación son las responsables de cerca de 76 millones de casos de problemas gastrointestinales en el mundo occidental. De este total, cerca de 325.000 cada año requerirán hospitalización. Estos datos se desprenden del análisis anual que realizan los Centros para la Prevención y Control de Enfermedades en Estados Unidos, (CDC, en sus siglas inglesas).
Las enfermedades más frecuentes
La literatura científica apunta más de 250 enfermedades con origen en la contaminación de alimentos. Su espectro ha ido variando con el paso de los años. Así, a principios de siglo eran más familiares las fiebres tifoideas o el cólera. Los avances tecnológicos y su aplicación al ámbito de la seguridad alimentaria ha marcado una notable reducción de los riesgos asociados. Entre los pilares básicos de estos cambios están, entre otros factores, la pasteurización de la leche, la conservación de los alimentos o la potabilización de las aguas. Pero también iban emergiendo nuevas infecciones, como las relacionadas con Campylobacter o E.coli 0157:H7.
En la actualidad, las intoxicaciones alimentarias más frecuentes se deben al consumo de alimentos infectados por microorganismos. Los agentes más implicados son: Salmonella, Campylobacter, Escherichia Coli, Brucelosis y Triquinosis. En menor proporción se encuentran casos de envenenamiento, como los debidos al consumo de setas. Este tipo de enfermedades, causadas por la contaminación de los alimentos, no producen los mismos síntomas: pueden ir desde malestar gastrointestinal, náuseas y vómitos hasta diarrea. Respecto a la Salmonelosis, enfermedad causada por Salmonella, no todos los casos que se producen son registrados por las autoridades sanitarias. Según una estimación de los CDC (Centros para la Prevención y el Control de Enfermedades), en Estados Unidos se estima que por cada caso de salmonelosis que se diagnostica e informa a las autoridades sanitarias se producen cerca de 40 intoxicaciones que no son registradas. Según las mismas fuentes, en 1998 las autoridades sanitarias sumaron 35.000 casos.
Cada una de estas enfermedades requiere diferentes tratamientos en función de su origen y síntomas que provoque. No obstante, existe una norma común: para la mayor parte de los casos la máxima a seguir es evitar la deshidratación y acudir a la consulta del médico para que indique la medicación más adecuada.
La enfermedad emergente más destacada
Dentro de las enfermedades alimentarias emergentes en los humanos, el caso más destacado se describió en 1996 cuando apareció la nueva variante de Creutzfeld-Jakob, asociada a la existencia de priones similares a los de vacuno. Hasta entonces el mal de las vacas locas parecía mantenerse como un problema exclusivo de sanidad animal.
 
 Pero desde el alimento más simple hasta el más sofisticado deben cumplir con la premisa básica de ser inofensivos para la salud. Debido a los hábitos de la sociedad actual los casos de Enfermedades
Transmitidas por Alimentos, ETAS, han ido en franco aumento. PERO SOLAMENTE SE HABLA DE ELLAS CUANDO APARECEN EN LOS MEDIOS TAL ES EL CASO DE LA ESCHERICHIA COLI O157:H7.
Para luchar contra las enfermedades no hay mejor arma que:
LA PREVENCIÓN  Y LA INFORMACIÓN
Hay muchos tips que nos indican como proceder en cada momento de la manipulacion de los alimentos estos abarcan los procesos previos durante y posterior a las compras de alimentos, la conservacion de los diferentes tipos de alimentos y la manera correcta de procesarlos.  Informarse es la mejor manera de Prevenir.
Medidas basicas de Prevencion en el caso de la E. Coli

La única forma de prevenir la Contaminacion con E Coli es tener en cuanta siempre al momento
de manipular carne, frutas y verduras, agua o cualquier alimento que halla sido
contaminado indirectamente a través de cuchillos, tablas, mesadas o manos mal
higienizadas los siguientes consejos:
  • Lavarse cuidadosamente las manos con agua y jabón, antes de comer, luego de ir
al baño y después de tocar carne cruda.
  • Cocinar muy bien las carnes (a más de 70º C) controlando que no quede rosada
ni jugosa.
  • Evitar el contacto de la carne cruda con otros alimentos.
  • Lavar cuidadosamente tablas, cuchillos, mesadas y todo lo que tome contacto
con la carne cruda.
  • Lavar las frutas y verduras.
  • Compre lácteos y jugos de frutas que hayan sido pasteurizados y conservados en
frío.
  • Conserve los alimentos, tanto frescos como cocidos, en la heladera.
  • Consuma agua segura y ante la duda, hiérvala.
Aprendamos a preparar y a comprar alimentos seguros y sigamos disfrutando de los placeres de una buena mesa.
  Dra. Mónica Patricia De Luca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguinos por Email