Revolución de Mayo



"Cuando la Patria esta en peligro todo esta permitido, menos no defenderla" (Gral. José de San Martín)

fundacionarroyoverde.blogspot.com

En estos días es como si el mismo espíritu de aquel MAYO, recorriera la Patria... Golpeada a veces, burlada y manipulada, en otras... pero LA PATRIA al fin!
Cuando miramos las banderas ondear, cuando entonamos el Himno, muchas veces desde la docencia se nos endurece el estómago al sentir la indiferencia, al ver la apatía que muchas - la mayoría de las veces-  nuestros jóvenes demuestran con respecto a los símbolos patrios... Mientras en algunos corazones la llama arde aun más fuerte, debiéramos preguntarnos, y ser conscientes que, como adultos, esta apatía no puede provenir sino de nuestro ejemplo, de nuestro andar cotidiano, de nuestras acciones, y también de nuestras omisiones.
Hoy, doscientos años después de aquella gesta histórica, de aquella REVOLUCIÓN que sentó las bases de nuestra Nación Argentina, si tuviéramos que presentar (como aquel que debe dar cuentas a su padre de lo que hizo con su herencia) ante nuestros Próceres el resultado de nuestros actos: ¿qué Nación les daríamos, y cual dejaremos a nuestros hijos si no tomamos el mando? El mando, no del gobierno del Estado, no de las armas ni de la violencia sin causa... el mando de nuestras vidas, de nuestro hacer ciudadano. Es hora, es ahora! 
No somos un pueblo nacido para el cautiverio...y sin embargo, tantas veces caemos cautivos de las modas, palabras, gestos y culturas que nada tienen que ver con nuestro suelo.
No somos un pueblo nacido para el cautiverio, y sin embargo, nos agobian las cadenas de los gobernantes impuestos (no por la fuerza ni por las armas, sino por la falta de educación del pueblo). Nos asombra descubrir que nuestra Nación independiente cada vez es mayormente dominada, los nuestros (originarios dueños de la tierra) son echados y tratados burdamente, quienes llegan con esperanza a esta tierra prometedora son esclavizados antes nuestros ojos, obligados a trabajar en condiciones infrahumanas... y enseñamos: la esclavitud fue abolida... y aplaudimos, como aplaudimos en el aniversario de la "Declaración de la Independencia "... cuando hemos dejado que los extranjeros (con su dinero, con sus empresas) se adueñen de los recursos que son de todos, y hemos dejado que nuestros legisladores sancionen leyes "para los de afuera", descuidando y hasta entregando un patrimonio que a todos nos pertenece.
Aplaudimos cuando celebramos un nuevo año en democracia...¿democracia?, cuando quienes protestan son judicializados, maltratados y hasta amenazados... y nosotros, mas cerca o mas lejos, solo miramos. Mientras los propietarios naturales de la tierra son  tratados como delincuentes, y se promocionan más y mas planes sociales.
SEMANA DE MAYO! el solo pronunciar las palabras es emotivo, porque en ella los valientes se unieron para dar forma a LA PATRIA !
Tantos años después, aún no es tarde, pero para recuperar lo perdido debemos trabajar mas que nunca, como un todo, como el pueblo que somos,  para lograr definitivamente la libertad a la que estamos destinados.
Gualeguaychú, como ejemplo de democracia para el mundo (tal cual fuimos) debe recuperar la capacidad de dialogo y escucha atenta y respetuosa de propuestas y fundamentaciones, debe recuperar la capacidad de creencia en que un cambio positivo es posible, trabajando con dignidad en medio de las particularidades, logrando el consenso donde las posturas son antagónicas.
La llama de la revolución no se apago en los corazones, sin embargo, en cada ámbito todos y cada uno deberemos ser instrumentos de paz para el debate, de armonía para que cada uno, sea cual sea su realidad económica o social, su formación académica, se sienta respetado y escuchado. Porque para defender la Patria no se necesitan legos, ni estudiados, sino la lealtad y el corazón entregado en favor de todos, aun cuando esto implique renunciar a posiciones personales, resignar individualidades. 
Para defender la Patria (y levantar en alto las banderas con la emoción de aquella antigua escuela primaria, y cantar el himno con el corazón henchido y las lágrimas brotando incontenibles, y sentirnos partes de un proyecto de Nación por convicción y no por dádivas) no hace falta estar loco, ni ser ingenuo, ni pelear contra molinos de viento... Sino simplemente hacernos cargo de lo que nos toca a cada uno como ciudadano, conscientes y seguros de que la convicción firme no puede doblegarse ni siquiera con la muerte, que un grito se escucha, pero el grito de un pueblo, a la corta o a la larga debe ser obedecido, restando individualidades y sumando criterios, en el entorno que nos toque, en aquel lugar al que podemos acceder porque es nuestro derecho... y es la obligación que nos dejaron, aquel 25 de mayo de 1810, nuestros padres, fundadores del Primer Gobierno Patrio: Cornelio SaavedraManuel Alberti, Miguel de Azcuénaga, Manuel Belgrano, Juan José Castelli, Domingo Matheu, Juan LarreaJuan José Paso, Mariano Moreno...
SIEMPRE PRESENTES, SEAN NUESTRA GUÍA... PARA LA RECONSTRUCCIÓN DE LA PATRIA.
 María Alejandra Crimella- DNI 24.596.52

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguinos por Email