Vaca Muerta

Amigos:
Este escrito tiene la pretensión de ilustrar un poquito sobre un tema donde la mayoría desconocemos que es esto de la fractura hidráulica.
Un abrazo
Carlos Seara


VACA MUERTA, AGUA CONTAMINADA PARA LOS PUEBLOS

Vaca Muerta ha ocupado innumerables espacios periodísticos tanto en la prensa escrita como en radio y televisión, desde el 2010 a la fecha sin poder, hasta el momento discernir cuanto de verdad y cuanto de mentira se ha difundido en este lapso.
Hay por lo menos seis aspectos cuyo conocimiento es fundamental para analizar la factibilidad de la explotación petrolera de Vaca Muerta, provincia del Neuquén o de cualquier otra formación sedimentaria de Argentina, a saber: ¿Qué son el petróleo y el gas no convencionales?, ¿Cuáles son las formaciones geológicas portadoras de este tipo de combustibles fósiles?, ¿Qué es el fracking o fractura hidráulica?, ¿Qué aditivos se incorporan al agua para hacer más efectiva la fractura hidráulica?, ¿Qué vinculación existe entre el fracking y la llamada recuperación secundaria, en materia petrolera? y ¿Cuáles son los riesgos de contaminación ambiental derivados de la práctica mencionada? Es por lo tanto necesario aportar información que ilustre a la ciudadanía y a los medios a los fines de evitar sorprender en su buena fe a la gente, con noticias alentadoras respecto del futuro de nuestros combustibles. Además, rectificar conceptos apresurados de funcionarios y técnicos que caprichosamente buscan interpretar la naturaleza como si ellos fueran sus inventores. Lo que sigue tiene el propósito de hacer un poco de docencia sobre el tema.

COMBUSTIBLES NO CONVENCIONALES

Los términos convencional y no convencional tienen que ver con la roca donde se aloja el combustible fósil. Son combustibles convencionales los que se ubican en lo que en Geología se conoce como la  "roca almacén"  es decir aquella desde donde se lo alumbra mediante perforaciones, donde en un principio hay presión de surgencia la cual disminuye paulatinamente con el tiempo de explotación hasta el momento en que se vuelve necesario el bombeo para la extracción del petróleo.
Los combustibles al poseer menor densidad que el agua, viajan por la  "roca almacén" buscando aproximarse a la superficie, hasta ser retenidos por una "trampa geológica" que los obliga a detener su camino y acumularse conformando un reservorio natural propicio a ponerse en explotación. Estas trampas generalmente son de carácter estructural, aunque pueden existir otros tipos incluso superficiales cuando el mismo petróleo, de base asfáltica, se reseca por evaporación de la fase líquida.
A diferencia, los no convencionales son detectados dentro de la "roca madre" o en la que se origina el combustible. Se trata de rocas sedimentarias abigarradas con alto contenido de materia orgánica, de grano generalmente, fino a muy fino (areniscas, margas, limolitas, arcillitas, etc. depositadas en cuencas marinas o lagunares someras, es decir, de poca profundidad donde la escasez de oxígeno conforma un ambiente reductor ); en algunos casos el grado de compactación de las mismas es muy elevado, de ahí los términos utilizados para su denominación: esquistos, esquistos bituminosos, pirobitúmenes, pirobitúmenes asfálticos, etc. En estos sedimentos se alojan, por descomposición y en profusión, gotitas de aceite mineral o pequeñas burbujas de gas sin conformar un verdadero yacimiento y según sea líquido o gaseoso pasan a denominarse "shale oil" o "shale gas". Todos están aislados y requerirán de tratamientos especiales para forzarlos a vincularse y conformar una acumulación factible de ser extraída..

FORMACIONES GEOLÓGICAS PORTADORAS DE COMBUSTIBLES NO CONVENCIONALES

Antes que nada cabe una aclaración, "Vaca Muerta" no es un yacimiento, es tan solo una formación geológica de la cuenca neuquina y su nombre se debe al afloramiento de estas rocas sedimentarias, que corresponden al Jurásico, en la Sierra de la Vaca Muerta. La superficie de ocurrencia de la formación es de algo más de 30.000 km2., llegando el espesor en algunos casos hasta 2.800 mts. sin embargo, ha de reconocerse que este valor no es uniforme y que dentro de la misma formación existen subcuentas donde los espesores se incrementan.
La Cuenca Neuquina es una de las de mayor extensión en el país, abarcando gran parte de la provincia del Neuquén, el sur de Mendoza, el suroeste de La Pampa y la porción occidental de Río Negro. Quedan comprendidos dentro de su jurisdicción yacimientos como los de: Puesto Hernandez, Sierra Palauco, Puesto Rojas, Medanitos, Catriel, Catriel oeste, Colonia 25 de Mayo, Señal Picada, Aguada del Chivato, Cuatro Provincias, Los Viejos, Cerro Bandera, Challacó, Loma de La Lata, Plaza Huincul, etc. La cuenca se ha reconocido y explotado, fundamentalmente, en los sectores nororiental y sudoriental faltando exploración en la zona central y occidental por lo que se carece de datos del potencial verdadero en materia de combustibles convencionales, los de explotación menos complicada y por lo tanto de más inmediata puesta en valor.
Vaca Muerta no es la única roca madre que se tiene geologicamente reconocida y como muestra, para apreciar de lo que se trata, valga la observación de la Formación Hilario aflorante en Calingasta, Pcia. de San Juan a orillas del río de los Patos, también aquí son esquistos bituminosos. Los intentos de obtención de combustibles a partir de ellos, llevaron, tan solo, a la contaminación del río, afluente principalísimo del río San Juan.
En su momento, también, se habló de la posibilidad que el subsuelo entrerriano contara con formaciones geológicas propensas para la explotación de combustibles no convencionales, sin embargo, el pueblo y el poder legislativo provincial bregaron para declarar a la provincia libre de fracking. Otros mencionados son formaciones pertenecientes a la cuenca salteña y a la cuenca austral.
Fuera del país es ampliamente reconocido el Xisto brasilero, depósito sedimentario de significativa distribución areal a nivel superficial y de cuya destilación Brasil ha obtenido, durante mucho tiempo, parte del abastecimiento de combustibles hasta el descubrimiento y empleo de los biocombustibles.
La obtención de los destilados no convencionales, en aquél país, no representó demasiados problemas ya que el xisto es roca aflorante en muchos sitios.
Volviendo al tema de Vaca Muerta, no se explica cómo, exista el propósito de explotar los combustibles no convencionales cuando falta, todavía, el desarrollo de una gran extensión de la cuenca neuquina con posibilidades mucho más concretas y rápidas de obtener óptimos resultados, por métodos tradicionales, en materia de extracción y rendimientos.

FRACKING O FRACTURA HIDRÁULICA

Se denomina de este modo a un método de extracción de aquél petróleo cuya migración hacia formaciones sedimentarias permeables donde se acumule, todavía no se ha iniciado. Su dispersión dentro de la roca es muy amplia por lo que el método requiere de cuatro elementos esenciales: una perforación vertical o dirigida que sea capaz de transformarse en horizontal una vez ubicada en la formación productiva; disponibilidad de una gran cantidad de agua, hasta 35.000.000 de lts. por perforación; la incorporación de productos químicos al agua; inyección de presión extrema para permitir la apertura de la escasa porosidad de la roca, mantener a estos poros abiertos y a su vez provocar la fracturación de los horizontes portadores de las gotas de aceite mineral o las burbujas de gas.
El fracking es conocido desde 1860, sin embargo, su utilización masiva se produce a partir de 2002. Durante el 2010 se totalizaron a nivel mundial 2.500.000 fracturas hidráulicas.
En Argentina el método se conoce desde hace más de 40 años, siempre vinculado con lo que aquí se llama "Recuperación Secundaria"  sistema que favoreció el incremento de la producción petrolera de la cuenca neuquina.
En diciembre de 2010 sobre la base del pozo LLL-1 sigla que corresponde a un pozo en producción del yacimiento "Loma de La Lata" – 1 se hizo una estimación de reservas de petróleo no convencional de 927.000.000 de barriles de los cuales se dijo que 741.000.000 correspondían a petróleo en tanto al resto se los adjudicaban al gas. Que quede claro, aquí no ha habido perforación de exploración especial con miras a determinar la existencia de combustibles no convencionales y por lo tanto la información brinda un resultado donde se mezclan petróleos convencionales con no convencionales.
En febrero de 2012 YPF elevó aquella estimación de 2010, a 22.500.000.000 de BEP (barriles equivalentes de petróleo) para una porción de 8.071 km2 de la cuenca. En la oportunidad también se dijo que el área explorada, correspondiente al yacimiento Loma de La Lata, abarca 428 km2 y que en materia de reservas éste representa el 7% del total de la cuenca. La información aportada por YPF, según sus voceros proviene de Ryder Scott Petroleum Consultans, sin embargo, en ninguna de las páginas de la consultora figura que hayan efectuado algún estudio sobre la cuenca neuquina de Argentina.
Rusia tiene estimada una reserva de 75.000.000.000 de barriles de petróleo no convencional lo que la sitúa en el primer lugar a escala mundial. Si los datos de la cuenca neuquina fueran ciertos los más de 30.000 km2 de esta superficie, ubicarían a Argentina en el primer lugar a nivel mundial en materia de reservas de petróleo no convencional con 83.600.000.000 (B.E.P.) barriles equivalentes de petróleo, solo superado por lo estimado como reservas de Europa del orden de 500 (TCF) trillones de pies cúbicos.
Los números abruman y las declaraciones oficiales también, estas últimas dan por sentado que Argentina, en el mundo, ocupa el tercer lugar en materia de reservas de petróleo no convencional, habría que preguntar cual es la base de sustentación de la información porque si la misma deviene de una perforación aislada del yacimiento Loma de La Lata, donde tiene mezclados horizontes productivos de distinta índole, además, declarar que esa perforación produce 4.000 barriles día y que vinculada a otros doce pozos todos los cuales en conjunto totalizan 5.000 barriles día (multiple well pad), es una tomada de pelo a los lectores interesados en conocer la realidad de nuestra empresa petrolera recientemente nacionalizada.
La cifra de 5.000 barriles día para trece pozos, aunque está inflada por la propaganda, es más acorde con la realidad de las cuencas petroleras de nuestro país donde cada vez que una perforación entregó 200 barriles día, fue noticia para reclamar la primera página de los periódicos, recuérdese lo ocurrido hace varios años en el yacimiento de Palmar Largo – Pcia. de Formosa, dentro de la cuenca salteña y alguna que otra perforación de la cuenca austral.

ADITIVOS INCORPORADOS AL AGUA EN EL PROCESO DE FRACKING 

Las formaciones que alojan petróleos no convencionales no poseen una única génesis, por esta causa cada yacimiento requiere de procesos y de aditivos especiales que faciliten el desprendimiento del shale oil o del shale gas.
Se sabe de la existencia de no menos de 500 productos que pueden ser incorporados al agua con miras a la fractura hidráulica, encabeza la lista la arena fina que inyectada a presión en las rocas sedimentarias, facilita la separación laminar manteniendo abiertos los planos de fisilidad con lo que se consigue un incremento en la porosidad, de por si escasa, en estos sedimentos.
Los aditivos químicos se formulan según sean los componentes y la granulometría de las capas de rocas. Es por ello su abundancia y de los cuales solo se conocen unos pocos como el cloruro de potasio y algunos polímeros. Se sabe, a grandes rasgos, cuales son las necesidades del terreno para hacer viable la liberación del combustible, ellos son: ácidos, bactericidas, estabilizadores de arcilla, inhibidores de corrosión, reticulantes, reductores de fricción, gelificantes, controladores de metales, inhibidores de sarro, etc.
Las empresas mantienen en secreto absoluto el nombre de los aditivos empleados pues saben bien de la contaminación que provocan por un lado y por el otro, el secretismo empresarial que domina este tipo de formulaciones donde están en juego millones de dólares. Hay proveedores de aditivos que ni siquiera hacen figurar en sus facturas de venta el nombre de los productos químicos comercializados. Este es uno de los reparos que entidades defensoras del ambiente, han puesto respecto del empleo de esta metodología extractiva.  Por caso, el cloruro de potasio saliniza las aguas de consumo. Un ejemplo que bien vale la pena tomar en consideración es la recomendación del Parlamento Europeo que solicita la regulación del fracking y hacer público los aditivos empleados en las tareas.

VINCULACIONES ENTRE EL FRACKING Y LA RECUPERACIÓN SEDUNDARIA

Nuestras cuencas sedimentarias han entregado, durante mucho tiempo, combustibles fósiles con presión de surgencia regulada, sin embargo, de a poco fue necesario incrementar la extracción en función de una demanda sostenida y creciente introduciéndose así, la recuperación secundaria y luego cuando ésta no dio abasto, la terciaria pues cada pozo, en promedio, produce entre 5 y 10 barriles diarios. Con la intención de aumentar la producción se inyecta agua o gas, a presión, que posteriormente se recuperan en un 50% aproximadamente, junto al petróleo que arrancan de la roca.
En la recuperación terciaria, también llamada mejorada, se incorporan al agua o vapor productos químicos miscibles del tipo polímeros y surfactantes.
La utilización de estos métodos, en especial en la cuenca neuquina, ha inducido a pensar en la posibilidad de utilizar el fracking por algunas similitudes en los procedimientos de ambos. En este caso, ya se comentó que son alrededor de 500 los productos químicos utilizados de los cuales poco y nada se conoce.
El fracking difiere, entre otras cosas, de las perforaciones petroleras tradicionales en que las máquinas se montan sobre una plataforma avanzando en sentido vertical hasta alcanzar la formación geológica portadora del shale oil o del shale gas, posicionada a profundidad, unos 3.000 mts., la máquina, a partir de ese momento, opera de manera horizontal introduciéndose en la "roca madre" hasta una distancia de 1000 o 2000 mts. Del pozo principal parten perforaciones radiales, 6 como máximo, por lo que desde cada plataforma se interviene un espacio de 2 km de radio no solo en profundidad, sino también en superficie por el desarrollo de una red secundaria de caminos de abastecimiento, instalación de tanques de almacenamiento, tendidos de redes de infraestructura, etc. 
La superficie queda inutilizada para cualquier otro menester.

RIESGOS AMBIENTALES DERIVADOS DEL FRACKING

El avance del fracking en el mundo ha despertado en la sociedad una ola de incertidumbre al no saber a que nos estamos enfrentando y nos enfrentaremos en el futuro, en materia ambiental.
Los distintos productos químicos incorporados en el proceso son de dudosa inocuidad no solo por la cantidad y variabilidad de sus formulaciones sino por las reacciones que los mismos provocarán frente a la composición de la roca, a la liberación de metales pesados, a su miscibilidad en el agua subterránea, a la dispersión en ella, a la contaminación del agua de distribución a las poblaciones, la afectación del suelo y subsuelo con vertidos de difícil o imposible degradación natural, las emanaciones gaseosas donde juega un papel muy importante el metano, el nitrógeno y el bióxido de carbono.
Frente a las agresiones al ambiente el mundo desarrollado especialmente, se ha puesto en guardia y es así como empiezan a aparecer resultados de estudios e investigaciones por un lado y gobiernos que se oponen a las tan mentadas maravillas del fracking; solo por citar algunas:
El Centro Tyndall de la Universidad de Manchester del Reino Unido estudió y analizó 260 productos, sus conclusiones fueron publicadas en enero de 2011 llegando a que 17 productos son tóxicos, 38 son tóxicos agudos, 8 son cancerígenos, 6 sospechados de ser cancerígenos, 7 son elementos
mutagénicos y 5 tienen efectos adversos sobre la reproducción.
 El estudio realizado por la Universidad de Cornell, E.E.U.U. estimó que en unos 20 años de explotación de petróleo y gas no convencional, quedará una huella de carbono superior a la del carbón, agudizando el efecto invernadero. Este informe fue publicado por la Revista Científica "Climatic Change Letters".
Francia ha sido el primer país en prohibir el fracking basándose en la Carta del Medio Ambiente del 2004. La negativa tiene fecha 13/7/2011 y permanecerá  vigente hasta tener mayor información respecto de los riesgos de contaminación y de la liberación de sustancias radiactivas.
Bulgaria el 14/6/2012 se sumo a la prohibición del fracking.
La Agencia de Protección Ambiental de E:E:U:U: asocia el fracking a la contaminación de las aguas de Wyoming. Otros estados de E.E.U.U. en el 2012, también prohibieron este sistema extractivo.
En Australia, el estado de Nueva Gales del Sur en el 2011 se declaró libre de fracking.
La República de Sudáfrica, durante el 2011, suspendió la licencia por fraking en la región del Karoo.
Quebec en Canadá suspendió estas perforaciones en 2011. También en el 2011 el cantón Friburgo de Suiza suspendió el fracking.
La ciudad de Valle de Mena en Burgos, España se declaró el 5 de julio de 2012, ciudad libre de fracking.
En Argentina las movilizaciones tuvieron lugar en la provincia de Entre Ríos donde la población y la legislatura provincial han procurado declarar a la provincia libre de fracking.
La ciudad de Cinco Saltos en la provincia del Neuquén por intermedio de su Consejo Municipal se declaró libre de fracking, sin embargo, el Intendente vetó la ordenanza.
Este resumen sirve de ejemplo de la movilidad mundial despertada por el fracking y la gran desconfianza e incertidumbre que genera el sistema. Además muestra como el mundo desarrollado pretende, nuevamente que la cuota de contaminación sea cargada a los países del tercer mundo y si no veamos como E.E.U.U. insiste con el fracking en América Latina donde pretende una asociación especial de países con esta finalidad.

Dr. Carlos A. Seara
Geólogo

    
    

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguinos por Email