Más corrupción en Catamarca

En Catamarca Capital todo se sabe y las noticias vuelan. Ahora nos contaron que integrantes del Consejo Profesional de Ciencias Económicas viajaron a Buenos Aires para reunirse secretamente con directivos de una fuerte empresa minera.
Pero hagamos un poco de historia. A mediados del año pasado, el Consejo de Ciencias Económicas, con su Presidente el Contador Luis Segovia a la cabeza, iniciaron una ronda de consultas y diálogo con todos los sectores involucrados en el conflicto desatado en nuestra provincia por la explotación de la mina Alumbrera en Andalgalá;  hasta ahora ya se hicieron reuniones con las empresas mineras, cámaras de empresarios del rubro, diputados, intendentes, empresarios locales, ambientalistas del Algarrobo, funcionarios de Minería, etc. etc.
Los contadores dijeron que una vez escuchadas las posiciones fundamentadas y calificadas de todos los actores de la problemática minera, iban a elaborar un informe completo, a modo de conclusión sobre la cuestión, que estaría para consulta de todos, y que sería de utilidad para la toma de decisiones de los interesados.
Hasta ahí todo bien. Pero resulta que el lunes 30 de mayo en vuelo de Aerolíneas se fueron a la Capital Federal los contadores Miguel Magaquian, Liliana Sakalian y Josefina Pingitore, y el martes 31, en absoluto secreto, se reunieron en las oficinas de Minera Alumbrera en avenida Alem con los máximos directivos. Para qué ?
Pues nada menos y nada más que para entregarles el borrador de ese informe, para que el gerente Rooney de la Minera y su gente lo corrijan y lo pulan para darle un color prominero, para que no los salpique, ni aparezca más el saqueo y la contaminación, que sea todo okey; y cuando esté lavado, ahí sí ese señor autorizará su publicación. El ya famoso Informe debe ser también sustentable. A cambio de qué?
Bueno, de entrada el pasaje en avión para los tres contadores, estadía en un lujoso hotel, comidas en Puerto Madero, la gran vida en Buenos Aires, conducidos por un tal Mihaura de la Alumbrera de la ciudad de Catamarca. Y luego… se habla de decenas de miles de dólares para todos los del Consejo, por los favores prestados a la causa de la destrucción progresiva de nuestra provincia por la minería a cielo abierto.
Algo terrible está pasando en Catamarca, para que una empresa minera compre conciencias y voluntades indiscriminadamente y a mansalva, con tal de asegurar el secreto de sus acciones.
Así se maneja la Minera Alumbrera en todo lo que toca. La corrupción es su política empresaria. Y aparecen los corruptos locales. Ahora, que se atrevan los contadores a desmentir esto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguinos por Email