LA FLAUTA MÁGICA de Mozart

De: Néstor
Asunto: ->LA FLAUTA MÁGICA de Mozart * Breve síntesis sobre los personajes de la obra La Flauta Mágica de Mozart

*Breve síntesis sobre los personajes de la obra La Flauta Mágica de Mozart

Zarastro: Representa al Padre y al Creador del Universo, que hace gala de su Sabiduría y Amor Universal, siendo su "hija" la princesa Pamina (El Alma). Zarastro está vinculado con la conciencia, expresado Paz, Luz, Amor y Armonía. Cada uno de los iniciados representa a los doce signos zoodiacales, que actúan como iniciados en los conocimientos de los mundos superiores, a quien con toda humildad el Padre, Zarastro consulta acerca de la iniciación de Tamino. Zarastro por la fuerza inmensa del Amor, puede transmutar ignorancia en conocimiento y las tinieblas en Luz.

La Reina de la Noche: La Luna, vinculada con las fuerzas del Inconsciente y la ira profana, la cual refleja la luz del Sol. En su aparente maldad, permite liberar las fuerzas necesarias para que el alma adquiera el discernimiento y retorne al Padre. El área correspondiente a La Reina de la Noche, si bien es muy fuerte, tiene una belleza sin igual, desde el punto de vista del canto lírico.

Tamino: Es el príncipe, el YO espiritual, que debe ser iniciado antes de producirse la boda, esto confunde a Pamina quien se siente despechada al no poder comunicarse con Tamino, porque él está bajo la Prueba del Silencio; finalmente, es posible la unión Alma/Espíritu, ante la impotencia de la Reina de la Noche, mediante la consagración de la boda que hace Zarastro, en la unión de su "hija" con Tamino. En realidad, tiene como propósito elevado, liberar el alma (Tamina) de su cautividad, por la acción del Espíritu, en total relación con el despertar de los centros superiores y bajo la bendición de Dios Padre. Las pruebas a las que debe ser sometido Tamino, tienen total vinculación con los Cuatro Elementos de la Naturaleza: Fuego, Agua, Aire y Tierra, en total analogía con la posibilidad de que el iniciado, en este caso Tamino, deba poner su voluntad humana al servicio de la Voluntad Divina, su observación humana y limitada, al servicio de la Omnipresencia Divina -el Testigo Siempre Presente-. Luego su amor humano, preñado de quereres, al servicio del Amor Divino y por último, su sabiduría humana al servicio de la Sabiduría Divina. Vulgarmente parecen pruebas que lo exponen a la muerte física, pero en realidad, representan la muerte al egocentrismo y que alcanzan la coronación al renacer transformado en la impersonalidad.

Papagueno: Representa la posibilidad de alcanzar la salvación mediante la Pureza y la Inocencia; su compañera luego de ciertas pruebas sencillas, será Papaguena; cuando él interpreta su flauta o abre la cajita de música, nos expresa el poder del arte en la sanación humanitaria y planetaria, como así, la relación de la música con los centros de energía. Su presencia pone encanto y alegría en medio de las vicisitudes de la vida.

En analogía con la obra de José Hernández, la primera parte de la obra representa la Ida, basada en el personalismo; con su accionar egocéntrico a través del 1ro, 2do y 3er chakra, para luego en la Segunda Parte de la obra, se produce el despertar de la conciencia del YO y en la figura de Tamino, como manifestación del despertar del Alma Consciente, expresado en Pamina. La boda, está magistralmente revelada por San Juan en Apocalípsis 22-17 al decir: El Espíritu y la Esposa..., en la más hermosa manifestación del triunfo de la Luz sobre las tinieblas (Juan: 1-5). En la obra éste es un momento de inmenso valor y a la vez, de humildad y recogimiento; como dijo Lao Tse: En el triunfo, no debe haber regocijo.

Dicho de otro modo, esta maravillosa obra, representa en forma alegórica, aquello que sólo el arte puede expresar, respecto a las cosas del Espíritu, interpretando el drama de la evolución del alma humana a través de las pruebas de la vida; hasta que verdaderamente, nos entregamos a Dios y la salvación es posible. Bajo estas circunstancias, el guerrero interno o ego, desestima la lucha, el dolor, el sufrimiento y el sacrificio que ofrece el personalismo, e inicia el camino de retorno al Padre, convirtiéndose en Guerrero de Luz, alcanzando la plenitud, en el instante en que se vence a sí mismo y cesa el combate. Este fenómeno es incluyente y no excluyente, por lo tanto, abraza a toda la Humanidad y actúa más allá de toda discriminación; por lo que adquiere una especial significación, en el instante donde la mente inicialmente basada en el intelecto, comienza a subordinarse a los designios de la intuición, como la forma mas elevada para recorrer el Recto Camino, en la sucesión de los estados de conciencia. Zarastro no pone a Pamina en contra de su madre, La Reina de la Noche, por el contrario,  estimula el perdón y la aceptación, en clara alusión a la posibilidad de honrar a su padre y a su madre, para luego poder amar al prójimo, como a ella misma. Así como conviven lo sagrado con lo profano, se conjugan lo eterno con lo temporal, para dar lugar a que el hombre microcósmico, sirva al Plan Divino y se inserte en el Macrocosmos.

Néstor Hugo Almagro
DNI 4987153

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguinos por Email