LA DIGNIDAD DEL PUEBLO NO SE DOBLEGA POR DINERO

LA COLUMNA DE IPODAGUA
La dignidad del pueblo no se doblega por dinero
Las declaraciones de "Pepe" Mujica sobre el conflicto generado por Botnia, evidencian una vez más el agotamiento que implementaron por muchos años, una generación de la política que siempre se terminó arrodillando ante los intereses económicos, pisoteando la voluntad popular. Esa generación que sin dudas es parte el Sr. Mujica, perdió en el tiempo toda relación con la dignidad.
José Alberto Mujica Cordano, teniendo un pasado guerrillero como miembro del Movimiento de Liberación Nacional "Tupamaros", se autodefine como "el mejor negociador del sistema político", quien días atrás propuso plantearle a Botnia que financie proyectos turísticos en Gualeguaychú. "Voy hablar con los finlandeses para que pongan la plata", dispuso el candidato a la Presidencia del Uruguay por el Frente Amplio.
Sus actitudes provocativas para contra el pueblo argentino, y en especial contra el entrerriano, no son más que las palabras de una generación vencida de políticos, que pretende con su autoritarismo, que la sociedad resigne su dignidad y se afile a los intereses económicos.
Las palabras de Mujica reflejan la impunidad en el abuso del poder. Se asimila a la corrupción política, que no necesariamente se encuentra ligada a la "corruptela económica", sino a actitudes para alterar el sistema democrático, y en definitiva beneficiar a los intereses de las multinacionales.
Pasándolo a un modo más práctico lo que se intenta lograr con sus dichos, es confundir entre un discurso democrático y social, con intenciones a favor del sistema capitalista, siendo este funcional a que intereses económicos logren sus propósitos en nuestra región. Cuando el rol del funcionario público es todo lo contrario, servir al pueblo.
No obstante, debería el Sr. Mujica leer sobre los "Tratados Internacionales" (Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de las Naciones Unidas), la definición de la conocida "licencia social" que otorga o no un pueblo, y recordar las bases de los Derechos Humanos, que fueron violados cuando se permitió el funcionamiento de una empresa como Botnia. Las "compensaciones económicas" que propone el candidato hacia la ciudad de Gualeguaychú, no son más que sobornos ambientales desvirtuados en proyectos turísticos, confirmando que el "pepe", como con tanto cariño a veces aplaudimos y coincidimos, dolorosamente se ha vulnerado.
Mujica parece haber perdido la dignidad que alguna vez le diera esa grandeza y excelencia humana. Una bondad superior por la que alguien goza de especial valor. Pero ser "el mejor negociador del sistema político" requiere ese individualismo que muchas veces vemos en el dirigente. No así en la ciudadanía de Gualeguaychú que apuesta por su futuro, acompañada por el pueblo de Fray Bentos, que en silencio comienza a darse cuenta que los "reyes y castillos" que les prometieron, se quedaron en los cuentos.
Fuente: Diario "El Argentino"

"Cuando la Patria esta en peligro todo esta permitido, menos no defenderla" (Gral. José de San Martín)

www.noalaspapeleras.com.ar
fundacionarroyoverde.blogspot.com


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguinos por Email